Alibaba le apuesta a expandir el comercio electrónico con la pequeña y mediana empresa de Latinoamérica

Tras conquistar el mercado asiático y parte del europeo, Alibaba, la empresa de comercio electrónico más grande de China, va por América Latina y le apuesta principalmente a los productos de la pequeña y mediana empresa (Pymes) para satisfacer la demanda del mercado chino, confirmó el encargado de asuntos públicos de la firma, Jimmy Shi.

“Hay mucho interés de importar productos de las empresas de Latinoamérica, como México o Argentina, y serían productos de alta calidad, porque esa es la demanda del mercado chino”, señaló Shi en entrevista con periodistas de América Latina.

Alibaba, que ahora supera los 600 millones de usuarios, se fundó en 1999 de la mano de Jack Ma, quién creó el sitio web Alibaba.com, un portal ‘business-to-business’ para conectar a los fabricantes chinos con compradores extranjeros.

Según datos proporcionados por la empresa, en el primer trimestre de 2017, sus ingresos superaron los 38,579 millones de yuanes (unos 5.605 millones de dólares), es decir que tuvo un aumento de 60%, con respecto al año anterior.

A corto plazo, el hombre más rico de China, cree que para 2018 su compañía aumentará sus ventas entre un 45 y un 49%, diez puntos porcentuales más de lo previsto por los analistas, después de haber aumentado un 56% sus ingresos en el pasado año.

El anhelo a largo plazo es más grande. Jack  Ma quiere que su compañía sea la quinta mayor economía del mundo para 2036, sólo por detrás de Estados Unidos, China, Europa y Japón. Dentro de 20 años, la empresa espera beneficiar a 10 millones de Pymes y dar servicio a más de 2.000 millones de consumidores, lo que genera 100 millones de oportunidades de empleo.

En días anteriores Jack Ma se reunió, por separado, con los presidentes de México, Enrique Peña Nieto; de Argentina, Mauricio Macri y de Estados Unidos, Donald Trump, para mostrarles su deseo de invertir en América Latina, sobre todo con productos de la pequeña y mediana empresa. Aunque aún no existen acuerdos en concreto, en la región hay interés por el vino argentino, carne de ternera y langostinos.

El empresario también estuvo recientemente en Brasil donde lanzó sus planes de incursionar en el sector financiero y de créditos. Con una fortuna de 28.300 millones de dólares, según la revista Forbes, Jack Ma, precisa que “el comercio electrónico es una importante vía para el desarrollo de los países y para hacerlos más incluyentes”.

En el grupo Alibaba consideran que la Organización Mundial del Comercio (OMC) “no es equitativa” con la pequeña y mediana empresa. Por eso, su objetivo es dar mayor apertura a ese campo y ofrecer cursos de formación a los empresarios. En la actualidad trabajan con más 10 millones de Pymes, la mayoría chinas.

Productos ecuatorianos ya se ofertan en Tabao y TMall

Para vender sus productos con mayor facilidad el grupo Alibaba creó las plataformas Tabao y TMall, que permiten a los empresarios vender sus  productos en línea. En estas se pueden encontrar rosas, banano, camarones, chocolate, sombreros de paja toquilla, entre otros.

Según Diego Vega, representante de la oficina comercial de Proecuador en Shanghái, se está trabajando en el mercado asiático “para que los productos ecuatorianos tengan más aceptación”. La semana pasada por ejemplo, se realizó el festival ‘Ecuador exquisito’, en el que se logró vender más de 8.700 cajas de camarón vía online, en la plataforma de Tmall, que cubre el 60% de las compras electrónicas en el gigante asiático.

Datos de Proecuador indican que, en lo que va de 2017, 315 empresas han logrado exportar sus productos a China. De ellas, 153 están catalogadas como grandes empresas, 111 son medianas, 53 pequeñas y 11 son microempresas. En total se ha vendido más de  199.5 millones de dólares.

A decir de Cristian Cisneros,  representante de la Cámara Nacional de la Pequeña y Mediana Industria de Ecuador, el 95% del tejido empresarial ecuatoriano es conformado por micro, pequeñas y medianas empresas.

Según el responsable de relaciones públicas de Alibaba, en China, a diario se realizan más de 50.000 millones de transacciones por medio de los teléfonos celulares. Solo en noviembre del año pasado, el volumen de ventas llegó a 120.000 millones de yuanes y se vendió 650 millones de paquetes durante un día, lo que “muestra el éxito del negocio en línea en China”. Alibaba paga 100 millones de yuanes en impuestos diarios por concepto de ventas

El comercio online va al campo y apunta a la entrega de microcréditos

Alibaba, con sede principal en la ciudad de Hangzhou, al sur este de China, está desarrollando una nueva estrategia de ventas:  llegar a los pueblos y al campo. Según Shi, ya existen 30.000 puntos de ventas para que los campesinos compren sus productos en línea y los reciban en las puertas de sus hogares.

Además, en la actualidad la firma ya ofrece un servicio financiero de microcrédito a las pequeñas y medianas empresas,  que bordea los 5.000 dólares. La cifra depende de la capacidad de endeudamiento de los usuarios que se determina con un análisis de datos que realiza una plataforma digital creada por Alibaba.

En China el comercio electrónico se incrementó en 2013 en un 60%, alcanzando un total de 302 millones de compradores online. Alibaba cuenta con más de 10 millones de vendedores y 423 millones de compradores activos, genera 42 millones de entregas diarias y cuenta con una oferta de 1 billón de productos.

Fuente: Andes | ElProductor.com |